Innovación, articulación en redes, gestión del conocimiento, cohesión territorial y ciudadanía global, emergencia de nuevos retos mundiales y conexiones con el ámbito local. Son algunas de las ideas que han transformado el panorama de la cooperación en los últimos años y que comienzan a situarse encima de la mesa ante la celebración del III Foro Andalucía Solidaria.

Una década ha transcurrido desde la última edición, en 2006. Aunque el FAMSI ha mantenido una intensa labor en la organización de eventos especializados y temáticos, los foros Andalucía Solidaria se convirtieron en un referente de la solidaridad andaluza, reuniendo a actores de todos los sectores de la cooperación y la solidaridad en la comunidad y constituyendo un espacio de diálogo e interncambio con organizaciones y redes en otros países.

Comienza el trabajo para la preparación y la celebración del III Foro Andalucía Solidaria, un evento emblemático del FAMSI que nació como una invitación al resto de actores de la cooperación a pensar y construir de forma conjunta un modelo de cooperación que destacara lo mejor de la solidaridad andaluza, con aportes innovadores y una visión integradora. El Comité de organización se ha constituido a mediados del mes de julio con la presencia de un grupo de representantes de las universidades andaluzas, la AACID, ayuntamientos y diputaciones. Una composición a la que se espera que se incorporen otros actores de la cooperación, con el objetivo de retomar aquel histórico espíritu de diálogo que nació con la celebración del primer Foro.

Nuevos actores y nuevas formas, la construcción de nuevos espacios de trabajo entre universidades, municipios, ONGD y Gobierno andaluz, la defensa de la cooperación como una política pública, la gestión y producción de conocimiento, la promoción de una ciudadanía global y la conexión local – global, con el horizonte en la Agenda 2030; son algunas de las inquietudes que ya se han puesto sobre la mesa en la primera reunión de un Comité organizador que ya ha expresado el interés por garantizar un intercambio práctico e innovador.

La propuesta del FAMSI es retomar un espacio de encuentro y generación de estrategias, y promover avances sobre frentes clásicos de la cooperación, como la educación para el desarrollo y la sensibilización, junto a otros de máxima relevancia como las migraciones, o el posicionamiento de las asociaciones y entidades públicas en procesos de debate globales.

El Foro Andalucía Solidaria nacía en 2004 con la idea de convocar a todos/as aquellas organizaciones y representantes de la solidaridad y la cooperación andaluza. Los gobiernos locales estrenaban el FAMSI, como órgano de coordinación, pero habían sido pioneros en los años 80 en establecer lazos con otros pueblos a través de los hermanamientos. Se gestaba aún la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional, dependiente de la Consejería de la Presidencia, y las iniciativas del Gobierno andaluz al respecto alcanzaban un punto de inflexión en 2004, desde que a finales de los 80 se incorporara la cooperación a las políticas autonómicas.

Ya entonces Andalucía lideró la apuesta de nuestro país por las políticas de cooperación. En términos absolutos, con más de 32 millones y medio de euros y subiendo, se situaba a la cabeza de las comunidades autónomas en la dotación de recursos. En términos relativos, solo era superada por Cataluña. Aquella primera edición señalaba entre sus conclusiones algunas de las lógicas que más tarde tomaron forma en las grandes citas internacionales de Roma (2003), París (2005), Accra (2008) y Busán (2011), entre otras. Ya se hablaba de eficacia, de resultados, de superar la lógica de proyecto y pasar a la lógica de programas, de falta de planificación estratégica y en otro ámbito, de legislación débil y dependencia de los ciclos electorales y políticos. Sin embargo, las fortalezas señalaban una cooperación fresca con mucha complicidad ciudadana, la independencia y la transparencia de sus intereses, la posibilidad de exportar el conocimiento municipal o la existencia de un tejido social que sostenía la cooperación.

En 2006, el II Foro Andacía Solidaria, con el referente de una primera cita a la que acudían cerca de 300 personas, la cita reforzó el protagonismo de los grupos de trabajo, e incorporó a las temáticas tradicionales las nuevas oportunidades que ofrecía la Unión Europea o la nueva política de vecindad, y la noción de codesarrollo. El Palacio de Congresos y Exposiciones de Córdoba acogía un evento que revalidaba la necesidad de coordinación entre actores y lograba concitar el apoyo de la Secretaría de Cooperación Exterior del Ministerio de Asuntos Exteriores, la Junta de Andalucía, la Coordinadora Andaluza de ONGD, ayuntamientos y diputaciones.
Junto al análisis de la problemática, lineamientos y características de la cooperación andaluza al desarrollo, el objetivo se volvía a enfocar hacia la ciudadanía, buscando contribuir a la sensibilización y educación al desarrollo de la sociedad andaluza.

Este III Foro Andalucía Solidaria se enfrenta a nuevos retos pero, tras años de duras crisis, recupera el interés por la defensa de la cooperación como una política pública que ahora responde aún más, si cabe, a la búsqueda de soluciones dialogadas a los desafíos que afronta un mundo más globalizado y con la responsabilidad de asumir la agenda internacional. La Agenda 2030, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que suponen un acuerdo mundial por el progreso de las ciudades y los pueblos ambicioso y complejo, y que reclama la acción de todos los actores sociales, económicos y políticos, hacia un modelo de desarrollo ambientalmente sostenible, económicamente asumible y socialmente inclusivo, que no deje a nadie atrás.